UN ACTOR SE PREPARA STANISLAVSKI LIBRO COMPLETO PDF

Dramaturgia de todos los tiempos. Gradualmente, nos acostumbramos todos a la idea. Paul Shustov y Leo Pushchin, nos inclinamos por la modestia; pensamos en el vaudeville o en la comedia ligera. El actor, como el soldado, debe someterse a una disciplina de hierro. Pero mis ojos descubrieron una fuente con crema de chocolate.

Author:Yoshicage Fenrishicage
Country:Samoa
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):19 April 2006
Pages:333
PDF File Size:3.83 Mb
ePub File Size:6.52 Mb
ISBN:696-2-30369-290-4
Downloads:82364
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Arashitaxe



Dramaturgia de todos los tiempos. Gradualmente, nos acostumbramos todos a la idea. Paul Shustov y Leo Pushchin, nos inclinamos por la modestia; pensamos en el vaudeville o en la comedia ligera. El actor, como el soldado, debe someterse a una disciplina de hierro. Pero mis ojos descubrieron una fuente con crema de chocolate. Tuve que interrumpir mi pensamiento. Al principio, mi manera de personificar al moro era imposible de armonizar con el Yago de Paul.

Por lo menos, siento que las discrepancias han perdido su violencia. Ante todo era necesario adaptarse al nuevo ambiente. Estaba demasiado excitado esperando mi turno. Lo lleva a uno a un estado tal que todo lo que uno atina es a desear que llegue pronto el momento de actuar, para terminar de una vez con lo que causa tanto temor. El escenario encierra al actor. Corta el espacio posterior de la escena.

Debido a la nerviosidad, caminaba de un lado para otro, enredando mi daga en los pliegues del traje y golpeando con ella los muebles o los telones. Afortunadamente ha venido a verme Leo. Al pasar de la oscuridad de entre bastidores al centro de la escena, las luces altas, los focos y las candilejas me cegaron. Una entrada, una palabra y el sentimiento pasa.

Para esto, comenzaremos por revisar los elementos constructivos de la prueba. Nuestro subconsciente es inaccesible a nuestra conciencia. Debemos buscarla por un camino indirecto en lugar de enfrentarla directamente. En todo el mundo no existe un genio capaz de ello. Esto es de suma importancia en el trabajo creador. Ya sea por corto o largo espacio de tiempo, se posesionan de nosotros cada vez que un instinto interior lo reclama. Dado que no podemos entender este poder rector y que nosotros, los actores, no podemos estudiarlo, lo llamamos simplemente naturaleza.

Para impedir esto, primero se debe planear el papel conscientemente y luego representarlo fielmente. Pido que noten especialmente que para nuestra escuela de arte es particularmente importante la dependencia del cuerpo con respecto al alma. Por ello se hace imprescindible el conocimiento de las bases de nuestro arte como principio del trabajo de cada estudiante.

No mezcle el hecho de vivir el personaje con lo que nos ha mostrado desde el escenario. En consecuencia, los momentos culminantes alternan con los exagerados. Cada vez que se lo vuelva a crear, debe vivir y estar encarnado con frescura. Los actores pertenecientes a la escuela de que tratamos hacen lo que usted. Sin todo esto, el arte es imposible.

Sus efectos son agudos, pero no duraderos. Sin embargo, representar el papel, dado que sigue en parte nuestro proceso, puede ser considerado arte creador. Para reproducir los sentimientos se debe ser capaz de identificarlos en el caudal de la propia experiencia. Algunos otros son inventados por los actores mismos. Debe poseer otros medios suplementarios para despertar sus sentimientos, y para ello se refugia en lo que nosotros llamamos emociones teatrales.

Afortunadamente, usted mismo posee varios de ellos. Al principio es inofensivo, pero no se debe olvidar que lleva consigo la semilla de un gran peligro. Aferrarse a la primera idea que apareciese en su mente. En tales descripciones generales y fugaces nos importa muy poco si lo que transmitimos responde a la realidad. Lo que le ha sucedido es comprensible y perdonable en un principiante. En segundo lugar, no repita ese trabajo sin sentido, que acaba de explicarnos y que yo he criticado.

Esos explotadores son los enemigos mortales del arte. Eso es todo. Se dio cuenta de que era preciso hacer algo. Otra pausa. Una parte de mi ser trataba de divertir a los espectadores para que no se aburrieran; otra, me impulsaba a no preocuparme por ellos. El director se limitaba a esperar. No estuvieron sentados. Lo observamos atentamente, tratando de comprender lo que pensaba en ese momento. En la diaria existencia nadie se hubiera sentido especialmente interesado en su manera de sentarse o quedarse sentado.

El director estaba de pie, cerca de ella, al parecer buscando algo con sumo cuidado en una libreta. Su postura en ese momento era absolutamente natural. El escenario destacaba sus mejores rasgos. Puede estar sentado sin moverse en absoluto y, al mismo tiempo, encontrarse en plena actividad. Y eso no es todo.

La esencia del arte no se encuentra en su forma exterior, sino en su contenido espiritual. Pero una amiga ha acudido en su ayuda. Su acto generoso la ha emocionado. No puede decidirse. Trata de rehusar la oferta. Su amiga prende el broche en una cortina y sale. Inmediatamente su cara se puso tensa. Lo he perdido… —Esta vez las palabras salieron apenas murmuradas—. Desde luego que es imposible. Tales sentimientos son el resultado de algo que se ha desarrollado antes.

Pero ustedes deben mantenerse alejados de estas irrealidades. No deben imitar pasiones ni prototipos; deben vivirlos. Comenzamos por examinar las habitaciones; luego nos dividimos en grupos para conversar. No nos movimos. Vaya y encienda un fuego. Ellos desean jugar por naturaleza, pero lo nuestro debe ser forzado. Enciendo el fuego, o cierro la puerta, y ese es el final de todo. Tomen por ejemplo el cerrar o abrir una puerta.

Uno de ellos, que es amigo de Kachalov, Moskvin y Leonidov, ha prometido traerlos a la fiesta. Un vecino presta unas astillas. Mientras tanto, se ha hecho tarde. Todo es claro, sincero y franco. Despierta una actividad interior y verdadera, y lo hace con medios naturales. Porque ustedes son actores, no respondieron con sencillez a la pregunta. Me parece muy bien, y me alegro de estar de acuerdo con esos deseos. Apliquemos el uso del si a un papel. Los estudiantes permanecieron por un tiempo en silencio y pensativos.

92051 COMPLIANCE INSPECTION REPORT PDF

Un Actor Se Prepara Stanislavski

Entonces, sin que importe a voluntad, aun no querindolo, vive su parte, sin darse cuenta de cmo siente, sin pensar en qu hace, y todo marcha por su propio acuerdo, intuitiva, subconscientemente. Desgraciadamente, sentir la emocin, en mayor o menor grado, cada representacin no est dentro de nuestro control. Nuestro subconsciente es inaccesible a nuestra conciencia. No podemos penetrar en ese dominio a voluntad.

PHYSICS FOR THE LIFE SCIENCES MARTIN ZINKE-ALLMANG PDF

Reseña de "Un actor se prepara" de Constantin Stanislavski

.

GONSKI REPORT 2012 PDF

.

Related Articles