EL DECALOGO DEL ABOGADO PDF

Piensa: El derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando. Se leal: Leal con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Tolera: Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya. Ten fe: Ten fe en el derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del derecho; en la paz, como sustitutivo bondadoso de la justicia.

Author:Moogutaxe Zumi
Country:Canada
Language:English (Spanish)
Genre:Environment
Published (Last):18 October 2006
Pages:74
PDF File Size:10.6 Mb
ePub File Size:10.43 Mb
ISBN:317-6-30209-399-3
Downloads:50767
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Faum



El abogado no debe cargar al cliente con gastos exagerados. Debe tratar los casos de todos los clientes como si fueran propios. No debe ahorrar trabajo ni tiempo para obtener el triunfo del caso que le ha sido encomendado. La demora y la negligencia de un abogado a menudo causa perjuicio al cliente, y cuando esto acontece el abogado debe indemnizarlo. Si un abogado pierde un caso debido a su negligencia, debe recompensar debidamente al cliente perjudicado.

Un abogado debe pedir ayuda a Dios en sus defensas, pues Dios es el primer protector de la justicia. Se debe tratar la acusa del cliente con el mismo cuidado que las cosas propias. El abogado debe implorar el auxilio de Dios en las causas que tiene que defender, pues Dios es el primer defensor de la justicia. Un abogado que pierde una causa por su negligencia es deudor de su cliente y debe reembolsarle los perjuicios que le ocasione.

Pon la moral por encima de las leyes. Procura la paz como el mayor de los triunfos. Busca siempre la justicia por el camino de la sinceridad y sin otras armas que las de tu saber. El derecho se transforma constantemente.

El derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando. Leal para con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que no es digno de ti. Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya. Ten paciencia. Ten fe. Ten fe en el Derecho como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del Derecho; en la paz, como substitutivo bondadoso de la justicia; y sobre todo ten fe en la libertad, sin la cual no hay Derecho, ni justicia, ni paz.

Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota. No transijas ni con las malas causas, ni con los malos jueces, ni con los malos litigantes.

Ten confianza en la justicia y fe en la rectitud de los magistrados. No te consueles en la derrota pensando mal de la una y de los otros. No hagas uso de la inmoralidad o injusticia de la ley sino cuando te lo exijan ineludiblemente la fuerza de las cosas o las necesidades imperiosas de la defensa. No desciendas nunca, ni para lanzar improperios o recoger inmundicias.

No cristalices tu conciencia en la rutina. Estudia y consulta siempre. Ten cuidado con el error, que es humano. No desamparar la justicia, ni cortejarla. No faltarle en la fidelidad debida, ni negarle el consejo. No servir a la justicia sin independencia, ni torcer la verdad ante el poder. No colaborar en persecuciones o atentados, ni patrocinar la iniquidad o la inmoralidad. No rehusar la defensa de causas impopulares o peligrosas cuando ellas son justas.

No mostrarse sumiso con los grandes, ni arrogante con los miserables. Servir al opulento con altivez, y a los indigentes con caridad.

OVARIO POLIQUISTICO PDF

El Decálogo de los Abogados

.

EM235 SIEMENS PDF

Función de los Abogados en la Sociedad. Decálogo del Abogado

.

GURDJIEFF EL CUARTO CAMINO PDF

Eduardo Couture: El “Decálogo del Abogado”

.

Related Articles